¿Empastes grises, es bueno cambiarlos?

La amalgama de plata (empastes grises) ha sido un material muy utilizado en odontología debido a sus inmejorables condiciones de sellado y durabilidad el tratamiento, se trata de un material inocuo para el organismo aunque presenta mercurio en su composición, este no es absorbido por el organismo a través de la saliva.

Los puntos más críticos en la utilización de la amalgama de plata es en la aplicación y eliminación de la misma, por ello se utiliza un protector bucal como es el dique de goma para aislar el diente a tratar y no ingerir ninguna viruta del material.

Tras cambiar los empastes grises pueden surgir problemas de sensibilidad dental al frio y calor, esto puede ser transitorio o llegar a la necesidad de realizar una endodoncia (matar el nervio) en el diente.